El ANIBAL PODADERA es el resultado del rediseño del IBIZA RAIDER, proyecto que Francisco Podadera realizo para Seat y que fue desestimado por Volkswagen. Entonces Francisco Podadera decidió montar su propia empresa y acometer su construcción y comercialización. El modelo se presento en el Mercado Puerta de Toledo de Madrid.

      El Prototipo del IBIZA RAIDER se realizo en Teruel, sin embargo la fabricación del ANIBAL PODADERA se efectuó en las cercanías de Motril (Granada).

 
      Básicamente existían dos versiones, el F-90 con el motor atmosférico System Porsche de 90 CV y el F-100 con el motor de inyección electrónica de 105 CV.

      Para la construcción del F-90se partía del IBIZA GLX que Seat fabricaba en aquellos momentos. Se mantenía la misma mecánica y numerosos elementos, pero se le dotaba de una nueva carrocería hecha de resina epoxi que podía ser escogida en los colores rojo, negro, blanco y amarillo.

       Para la construcción del F-100 se partía del chasis del IBIZA SXI con su correspondiente motor de 1461 cc y 100 CV

      El espacio habitable de este coupé, con asientos deportivos tipo Recaro y un volante Momo exclusivo para el modelo, iba reforzado por una  barra antivuelco situada por detrás de los asientos, barra que daba robustez a todo el conjunto y aportaba un suplemento extra de seguridad. La línea era vanguardista y todos los detalles estaban cuidados con esmero.

     Después de haber construido 83 unidades, la empresa se liquido en 1992 por problemas económicos