EL NACIMIENTO

                        El SEAT 128 llegaba avalado por el gran éxito que tuvo en Italia su hermano FIAT del que destacaba  su capacidad como berlina familiar y por su línea claramente deportiva, las prestaciones y la seguridad que pronto supieron apreciar sus usuarios.

                       En el SEAT 128 se pretendía conseguir la máxima seguridad y confort. Se consiguió un automóvil de gran seguridad  y pero el confort en las plazas traseras se quedaba en regular, pues los pasaruedas traseros reducían excesivamente el espacio vital. 

EL VEHÍCULO

                        El eslogan publicitario escogido por SEAT decía:  " Tres coches en uno: deportivo, berlina, break. Seat 128 3P" y en verdad se había conseguido un poco de todo contentando a gran cantidad de usuarios.

                        Al sentarse en el volante, uno se encontraba con unos asientos bajos y anatómicos, con rebordes que permitían  retener el cuerpo en los virajes y para los riñones y músculos. Pero las plazas traseras en las que solo podían viajar 2 personas cómodamente, adolecían de comodidad para entrar y salir del vehículo. 

                        El volante se integraba en la línea deportiva del vehículo siendo de tamaño más bien pequeño y su tacto resultaba agradable por ser el aro de material semimullido 

                        El cuadro de instrumentación, era de diseño sumamente agradable y estaba  profundamente  empotrado en el interior de cuatro profundas cavidades circulares, dotadas de sus correspondientes viseras para evitar molestos reflejos nocturnos en el  parabrisas. solo se encontraba a faltar un cuentakilometros parcial, un manómetro para la presión del aceite y un amperímetro.

                        Su visibilidad era buena hacia adelante y a los lados y aceptable hacia atrás gracias al los retrovisores que ya incluía de serie.

                        En el maletero, que se accedía desde el cómodo portón trasero cabía perfectamente el equipaje de cuatro personas por ser bastante amplio y abatiendo los asientos traseros se obtenía una amplia superficie de carga.

                        En resumen se trataba de un coupé agradable y grande por dentro, que tenía un buen comportamiento en ruta y con excelentes prestaciones, pero que en contrapartida carecía de algunas cositas y es que, a pesear del eslogan comercial, no se puede pretender que un coupé sea al cien por cien un break y una berlina.

VERSIONES

Versión 1100
                       
Solo se fabricaron 200 unidades con este motor. Estaba destinado un país Europeo, donde su venta fracaso y fueron devueltos a España y SEAT decidió venderlos a sus empleados a bajo precio (unos 1.650 Euros), eso ocurrió en el año 1979. Además del motor tenía otras pequeñas diferencias como eran las llantas , los instrumentos del cuadro en color rojo y el color de la tapicería rojo-naranja.

Versión 1200
                        Esta versión esta dotada del motor de 1200 cm3 de 67 CV

Versión 1400 ó Especial

                        La única diferencia respecto a la versión 1200, consistía en el mayor cubicaje del motor con su corerspondiente aumento de potencia. 

 

                        La fabricación de las diversas versiones a lo largo del periodo productivo fue el siguiente:

 

 

1.100

1.200

1.300

Total

1976

 

664

1051

1715

1977

 

7492

10715

18207

1978

 

3969

5998

9907

1979

200

1245

750

2195

1980

 

7

2

9

Total

200

13377

18516

32093