NACIMIENTO

            La idea de fabricar modelos de LANCIA para sustituir al 124 y 1200 Sport, nació la década de los 70 junto a la de edificar una nueva factoría en Malpica (Zaragoza), pero esta decisión tuvo que aplazarse por varios motivos, entre ellos cabe destacar que tras la crisis de AUTHI el gobierno obligo SEAT a quedarse con las viejas y obsoletas instalaciones que esta tenía para que el personal de la empresa británica no se quedase sin empleo. La actualización tecnológica de la antigua AUTHI en Landaben (Pamplona) retraso por tres años la planificación del proyecto.

             A finales de 1978 y una vez solventadas los problemas, se decide iniciar la producción de los LANCIA. Se importan despiezados (CKD) y se ensamblen en Landaben con la idea de ir nacionalizando posteriormente los componentes. Pero aparece un nuevo problema y nuevo retraso, pues se había pensado en dotarlos de una motorización de 1995 cm3 y cuando todo estaba a punto, una modificación fiscal llamada plan “Sahagún”  aumenta el impuesto de lujo que se pagaba a un 35% a los turismos con más de 1920 cm3 lo que haría incrementar el ya elevado precio de los LANCIA.

            Y se busco una solución. En el Centro Técnico de Martorell SEAT se modifico el motor de 2 litros que equipaba al SEAT 132 para adaptarlo a la nueva normativa, para ello se redujo la cilindrada a 1919,7 cm3 sustituyendo el cigüeñal y los pistones. Este motor también se incorporaría más tarde  a los SEATs 124 y 131.

             Para asegurar la fama y alta calidad de los LANCIA, sus técnicos se desplazaron a Landaben para inspeccionar sus instalaciones y la cualificación del personal y ya con todas las dificultades solventadas, el día 29 de Marzo de 1979 se presentaron, ante la prensa especializada, los primeros LANCIA HPE y Coupé fabricados en España. Se les organizo un viaje hasta Alicante a bordo de LANCIAS Beta Coupé y una vez allí se cerro la Autopista A7 (que aún estaba en construcción) para que pudiesen comprobar las excelentes cualidades de este vehículo.

 EL VEHICULO

            Las primeras unidades se empezaron a entregar en el mes de Mayo. El coupé se ofrecía en dos versiones, la diferencia es que una iba dotada de aire acondicionado y dirección asistida, mientras el HPE solo se ofrecía en una versión dotada del máximo equipamiento posible y un acabado interior mucho más lujoso siendo en aquellas fechas el automóvil más caro de fabricación nacional.  

            Estéticamente cabe mencionar que ambos eran exactamente iguales hasta la mitad del coche, y a partir de ahí diferían notablemente en estilo y dimensiones. El Coupé era más corto y dotado de un estilo más convencional, mientras el HPE estaba dotado de un práctico portón trasero, además de una plazas posteriores verdaderamente utilizables

            El acabado interior era muy refinado, destacando los asientos anatómicos, todos ellos dotados de apoya cabezas, el volante regulable en altura, y el recubrimiento interior del techo que en el caso del HPE era l mismo tapizado que los asientos.

            En cuanto a la instrumentación, esta era muy completa incluyendo relojes de temperatura de aceite, voltímetro, presión de aceite, hasta un dispositivo para controlar el nivel de aceite del motor en el cuadro, aparte de los instrumentos más usuales en los demás coches.

PR ODUCCION 

            A finales de 1980 debido  a su poca venta y en parte a la mala situación financiera del momento, SEAT decidió paralizar su fabricación y concentrarse tan solo en los cuatro coches mas vendidos: el panda, el Fura, el Ritmo y el 131 supermirafiori que eran los mas modernos y rentables.

            La producción total de LANCIAs por parte de SEAT se resume así:

Modelos

1979

1980

1981

Total

Lancia Coupé

1105

292

1

1398

Lancia HPE

844

505

 

1349

Total Lancia

1949

797

1

2747